El hombre, un actor privilegiado

"Es una falacia la visión lírica de que el hombre de hoy esta vivendo una vida no natural. La humanidad, con sus virtudes y defectos, es una parte integrante de la naturaleza. El hecho de tener la capacidad de entenderla, moldearla y hasta destruirla, no nos excluye, si no que nos transforma en actores privilegiados con una responsabilidad mayor a la de otras especies. Dicho esto, puedo continuar con la disgresión acerca del conocimiento de la voluntad y sensibilidad necesaria para lograr una mejor calidad de vida. El conocimiento en cuestiones ambientales se adquiere por métodos científicos - técnicos y, como todos sabemos, aunque en estas épocas, guiados por el florecido esnovismo y la crítica vacía, algunos se atreven a cuestionar la absoluta verdad del progreso humano por ella generada. La ciencia tiene sus propios mecanismos para diferenciar trabajos serios de los que no lo son; incluso puede determinar espacios de duda. Tenemos que empezar a acostumbrarnos a citar estudios científicos serios, sólidos y de dificil rebatimiento - por ejemplo los producidos o validados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), antes de tomar actitudes de militancia a determinados supuestos problemas ambientales. La voluntad social en temas ambientales esta relacionada al ejercicio del control, sea este auto o extremadamente impuesto..."

Extraído de Problemas Ambientales Generales (Sbarato Rubén Dario - Ortega José Emilio - Sbarato Viviana María)

Fundación Preservar adhiere a esta visión antropológica de la problemática ambiental

JPG - 21.2 KB

Otro: